Cobro de premios de gran cuantía en la Primitiva. - Disfrutar de tu premio sin cargo fiscal.

Información sobre el cobro de grandes premios en La lotería Primitiva, recomendaciones de como gestionar el cobro del premio y de los pasos que se han de seguir para cobrar el premio sin ser penalizado fiscalmente.

Último sorteo Lotería Primitiva:

Sábado, 15 de diciembre de 2018. No hay acertantes de Categoría Especial.

Indice bases del juego

Que debes hacer si te toca la Primitiva.

Tras ser premiado en un sorteo de lotería, surgen dudas sobre qué pasos se han de seguir para cobrar el premio.

Desde que el 1 de enero de 2013 entró en vigor la nueva normativa impositiva sobre los premios en los sorteos de loterías, ahora todos los agraciados con premios que superen los 10.000 euros deben pagar impuestos.

Este nuevo límite de 10.000 euros entró en vigor el pasado 4 de julio de 2018, multiplicando por cuatro la cantidad exenta hasta ese momento, que estaba fijada en 2.500 euros.

Estos límites seguirán creciendo en los dos próximos años, fijándose una subida en la cantidad exenta de impuestos de hasta 20.000 euros para el año 2019 y hasta 40.000 euros para el año 2020.

Impuesto a pagar en la lotería primitiva.

La nueva normativa impositiva indica que se debe tributar el 20% de la cantidad del premio, siempre que supere los 10.000 €. Así los premios inferiores a 10.000 euros no deben pagar impuestos.

Retención al cobrar el importe del premio.

Asi en el momento de reclamar el premio, la entidad colaboradora que nos abone dicho premio debe realizar una retención del 20% de la cantidad que esté sujeta a tributación, es decir, de la cantidad premiada menos los 10.000 € que están exentos.

En caso de personas residentes en España, esta retención que se aplica coincide con el impuesto a pagar, por lo que el afortunado ya recibe la cantidad libre de impuestos.

En el caso de premiados no residentes o empresas

A los premiados que no sean residentes en España o a las empresas también se le aplicará la retención del 20%, pero deberán indicarlo al año siguiente en su declaración de renta o en el impuesto de sociedades para determinar la cantidad definitiva a abonar, realizando los ajustes necesarios, ya sea por doble imposición o en el caso de las empresas, computando el premio como un ingreso extraordinario de la actividad.

Lotería premiada comprada por varias personas.

En este caso y guiándonos por las recomendación del REAF-CGCEE (Registro de Economistas Asesores Fiscales), la persona que quiera repartir el premio con sus familiares u otros ciudadanos debe comunicar a la entidad financiera quiénes son los titulares legítimos del premio de manera previa a su cobro.

Es importante evitar cobrarlo todo de forma individual y luego repartir cantidades, ya que esto estaría sujeto al impuesto de donaciones, y tributaría al tipo correspondiente de la comunidad autónoma dónde residas.

Sacar rendimiento al premio obtenido

Otra recomendación que aporta el Registro de Economistas y Asesores Fiscales a los agraciados con un buen premio, es que, para sacarle rendimiento al dinero obtenido lo distribuya entre distintos productos financieros de ahorro para repartir riesgos, siendo muy recomendable que dichos productos sean gestionados por carteras de expertos.

En el caso de premios de gran cuantía, también se puede tener presente la inversión en bienes inmuebles, aunque siempre compaginándolas con otras opciones diversificadas de ahorro.

Cobro de premios de lotería dependiendo de su cuantía

Para cantidades inferiores a 2.500 € el premio podrá cobrarse a través de cualquiera de las Administraciones de LAE, si la cantidad a cobrar supera los 2.500 €, el afortunado deberá tramitar el cobro de su premio a través de cualquiera de las entidades financieras concertadas con LAE. Debe tener en cuenta que estas entidades no deben cobrar ningún tipo de comisión o recargo, ni obligarle a abrir ninguna cuenta corriente, así como tampoco deberían exigirle ninguna contraprestación a cambio de dicho trámite o gestión.

Caducidad de los premios de Lotería

Todos los boletos premiados cuentan con un plazo de caducidad, el cual viene indicado en el reverso. El periodo de cobro establecido empieza a contar desde el día siguiente a la fecha del sorteo, pasado este plazo establecido se perdería el derecho a recibir el premio y el importe a cobrar quedaría en beneficio del Tesoro Público. En caso de que el último día del periodo de cobro fuera festivo en la localidad en que se tramite el pago este plazo se ampliaría en un día.

Boleto deteriorado, estropeado.

En el caso de que su boleto o décimo resultase premiado y estuviera estropeado, debera solicitar a ONLAE que compruebe si el boleto coincide con el número premiado y de autorización para tratarlo como agraciado.